Inicio Noticias Testimonio egresado: Interdisciplinariedad, nuestra mejor aliada
Testimonio egresado: Interdisciplinariedad, nuestra mejor aliada

Imprimir E-mail

Daniela Millar

Por: Daniela Millar 

Tenemos que disipar la ilusión de que hemos llegado a la sociedad del conocimiento. De hecho, hemos llegado a la sociedad de los conocimientos separados unos de otros, una separación que nos impide vincularlos para concebir los problemas fundamentales y globales tanto de nuestra vida personal como de nuestros destinos colectivos. (La Voie, Fayard, 2011)

En contexto de los centros de educación superior del siglo XXI, y principalmente en universidades complejas, es inevitable darnos cuenta que la interdisciplinariedad es cada vez un tema más latente: cada año aumentan los centros de investigación que vinculan a académicos(as) de distintas facultades, hay fondos públicos nacionales e internacionales que convocan a equipos multidisciplinares para realizar proyectos y, en contexto de pregrado, cada año es más común ver programas de tipo College o de artes liberales, donde los(as) estudiantes tengan una formación amplia y diversa, y luego puedan escoger alternativas de majors y minors para realizar su formación académica.

Estando inmersa como profesional en una Vicerrectoría de Investigación de una universidad compleja y de alto prestigio como es la UC, veo cada día el énfasis que se da en vincular a los(as) académicos(as) con sus pares de otras facultades e, incluso, que estos se reúnan con pares de otras universidades nacionales y del extranjero. En este contexto, y para fomentar el interés por la investigación y creación interdisciplinaria, recientemente convocamos a Chile a una académica colombiana para dar una charla. Consuelo Uribe Mallarino, autora del libro La interdisciplinariedad en la universidad contemporánea, reflexiones y estudios de caso, ha trabajado en un interesante análisis de la historia de la interdisciplinariedad. 

Es de conocimiento general que en la edad media la formación académica era altamente integral. Con el paso del tiempo, en 1800’s, las universidades comenzaron a volcarse en investigar sobre disciplinas y temáticas cada vez más específicas. A mediados del siglo XX, ante la necesidad de resolver problemas complejos, comenzó a renacer la interdisciplinariedad como una manera de mirar y resolver problemáticas de forma holística. Actualmente, si bien las disciplinas específicas son relevantes y necesarias, cada día es más apreciada la interdisciplinariedad como mecanismo para alcanzar descubrimientos, investigaciones y creaciones que, de otra forma, no serían viables. 

En mi caso, llegué a College como un salto al vacío. Como muchos(as) de ustedes, nunca tuve convicción sobre quería ser –hacer– durante el resto de mi vida, pues tenía intereses diversos. Mi primer semestre de College en Artes y Humanidades, en 2010, me pareció fascinante diversidad de conocimiento que estaba adquiriendo cada día, desde astronomía hasta literatura, entre otras tantas. Solía llegar a casa, cada día, con un nuevo dato freak para compartir. Me sentía plena al aprender cosas nuevas cada día, pero ¿qué hacer con todo eso? Supongo que es la gran intriga y preocupación de un(a) estudiante de College.

Me encontraba en la disyuntiva de pensar en todas las carreras humanistas, y no sentirme identificada con ninguna: tal vez me interesaba el derecho o la economía, pero me parecían ámbitos, tal vez, demasiado fríos. Amaba la música y el arte visual, me dedicaba a ellos como pasatiempo, pero no quería que mi espacio de creación se convirtiera en una obligación. Entonces, un día cualquiera, se anunció (alerta: caída de carnet) el nuevo major en gestión cultural. Al ver los contenidos, me pareció inmediatamente fascinante: podría aprender teoría y crítica de las artes, pero al mismo tiempo, podía profundizar en el marketing, legislación, economía, entre otros.

Entonces, de un salto al vacío, di otro salto al vacío: la gestión cultural. Mi estadía en College, entre 2010 y 2013, me convirtió en Licenciada en Artes y Humanidades con major en Gestión Cultural, minor en Critica de las Artes y la Cultura y minor en Innovación. Transité por todas mis inquietudes disciplinarias, tuve clases en todos los campus UC de Santiago y comencé a conocer cómo funcionaba el sector cultural en Chile. Con el temor latente de no saber cómo sería mi futuro, porque no había cifras sobre este campo laboral en Chile, entendí que debía seguir potenciándome día a día, acercándome a los sectores clave del campo cultural, perfeccionándome académicamente y manteniéndome al tanto de las nuevas estrategias, estudios y vanguardia del sector cultural.

Cuando estuve cerca de terminar College, probé suerte con las becas de intercambio académico. La Universidad de Salamanca, en España, me abrió sus puertas para estudiar ahí un semestre de gestión e industrias culturales. Más adelante, al egresar, profundicé mi formación con un diplomado en Mediación Cultural y Desarrollo de Públicos en la Universidad de Chile y me adjudiqué una beca de Pasantía en Alta Dirección Pública en Gestión Cultural realizada por la Fundación Ortega y Gasset.

Golpeando puertas constantemente, haciendo propuestas y siendo participativa en distintas instancias, desde política universitaria hasta seminarios, durante mi período de egreso se me abrieron varias puertas de las que golpeé, entre ellas, como productora comercial de Festival Internacional Santiago a Mil y como asesora en el área de públicos del Teatro Municipal de Santiago. Más adelante, también volvería a la misma Universidad Católica como encargada de proyectos en la Dirección de Artes y Cultura, alojada en la Vicerrectoría de Investigación, donde continúo hasta la fecha. En este lugar, además del vínculo académico con la creación artística y la investigación en artes, promoviendo su vínculo con la interdisciplinariedad y la internacionalización, una de las actividades más populares que realizamos es el Festival Artifica la UC, donde anualmente se han presentado obras de música, teatro, ópera y danza de artistas consagrados y emergentes. Este festival abre las puertas de la universidad a amigos y vecinos de la UC, además de funcionarios, estudiantes y académicos de la universidad, para disfrutar espectáculos con entrada liberada en distintos espacios de los campus.

Con algo de trayectoria ya a cuestas, puedo decir que, si bien respeto mucho a aquellos(as) que se hacen expertos(as) en una disciplina en particular, eso ya no es suficiente para continuar en vías del desarrollo, haciéndonos cargo de lo que el planeta, la sociedad y las culturas necesitan. Son (somos) también importantes aquellas personas con formación interdisciplinaria, como un nexo o bisagra entre distintas áreas, como creadores, como gestores. Puedo afirmar que tener una formación interdisciplinaria te prepara positivamente para el campo laboral, porque, prepárense: siempre hay que hacer de todo o entender distintos lenguajes, y es importante estar preparados(as). 

El aprendizaje no termina nunca.

 

Mapa del sitio
2010 Pontificia Universidad Católica de Chile - Fono: (56) (2) 2354 5774 - Correo: contactocollege@uc.cl - .
Vicuña Mackenna 4860, Macul - Santiago - Chile