Inicio Noticias Testimonio egresado: Una invitación a la proactividad
Testimonio egresado: Una invitación a la proactividad

Imprimir E-mail

IMG 2826

Por: José Diego Salas 

El último premio Nobel de Economía fue otorgado a Richard H. Thaler por sus avances en el desarrollo de la teoría de la Economía del Comportamiento (Behavioral Economics). Su contribución más conocida es aquella que habla de las opciones por defecto o default y como las personas muchas veces aceptan esta opción sin cuestionarlo (i.e. nudges). Dentro de mi formación profesional y como persona, una de las frases que más sentido me ha hecho viene del dicho popular: “La peor decisión es la que no se toma”. Me gustaría hacer una invitación a reflexionar sobre esta frase y un llamado a la pro actividad. 

Probablemente, la mayoría de nosotros ha seguido un camino bastante pre-determinado por factores fuera de nuestro control. De hecho, el debate sobre el “libre albedrío” y el “pre-determinismo” es una controversia no resuelta por la filosofía. Aplicado a nuestro contexto, podemos evidenciar esta tensión en situaciones tales como elegir un área de especialización en el colegio por que se nos dijo que teníamos talento para esto y/o en la decisión de entrar a la universidad. Esto se da en mayor o menor medida en un sinnúmero de pequeñas y grandes decisiones que no hemos tomado de una manera comprehensiva. Sin embargo, uno de los grandes regalos de entrar a un programa como College UC es la posibilidad de cuestionar todas aquellas decisiones y elegir un camino de forma consciente.

Lo anterior, por ningún motivo implica que el camino tendrá algo de predecible y/o estará falto de errores. Incluso, a ratos, puede parecer que hemos perdido la dirección y el norte. Sin embargo, la toma de decisiones de forma involucrada en las elecciones cotidianas, desde las más mundanas hasta las más centrales, nos permite empoderarnos de nuestro destino. Esto, a su vez, se traduce en un entusiasmo de trabajar por las cosas que nos hemos propuesto, en contraste con la apatía de seguir un camino impuesto o que hemos seguido por default. A modo de analogía, si bien uno se puede acostumbrar a un vestido/traje prestado, no hay nada como el vestido/traje hecho a la medida.

En este contexto, el programa de College UC me ha permitido vivir el proceso y todas sus etapas de manera tal que ha requerido decidir de manera involucrada en cada paso. Muchos tenemos ideas preconcebidas sobre las distintas carreras o caminos a tomar y qué es lo que “deberíamos” hacer una vez dentro de la universidad. En mi caso particular, el camino por defecto era seguir la línea del major de Biología. No obstante, tras cursar Introducción a la Economía y estar expuesto a un instrumental teórico totalmente nuevo, me vi enfrentado a tener que decidir por un camino. No fue fácil, ya que cada opción tiene sus “pros” y “contras”, los cuales no hay una manera correcta de ponderar. Además, optar por un camino desconocido siempre conlleva nuevos riesgos a los cuales, generalmente, somos muy aversos. Pero, la tranquilidad de saber que este era un camino que yo había elegido y contestar un “llamado” por el cual estaba dispuesto a arriesgarme fueron incentivos suficientes.

Es importante destacar que el llamado a la proactividad y a no aceptar las opciones por defecto no sólo se enmarca en decisiones de la vida académica. La universidad y el paso por ella ofrecen un amplio espectro de actividades tales como, deportes, clubs de lectura auto-gestionados (los invito a formar el suyo), asociaciones políticas, agrupaciones medioambientales, emprendimientos y un largo etcétera. Participar de estas actividades también requiere involucrarse y ser proactivo. Debe haber pocos ejemplos que ilustran de mejor forma la toma de decisiones y la organización que requiere ser un deportista de alto rendimiento en la universidad (o poseer un cargo político, etc.). El poco tiempo disponible se debe priorizar y a pesar de los costos que esto conlleva, es un regalo poder dedicarse a aquello que nos hace plenos y eso es posible en la medida en que decidamos de manera consciente y cuestionemos las opciones por defecto.

Si bien, hasta este punto he hablado, principalmente, sobre la toma de decisiones de manera abstracta, la idea es que estas vayan construyendo la visión de personas que queremos ser en un futuro. Descubrir cuál es esa visión a futuro es quizás la tarea más compleja y relevante a la que nos vemos enfrentados en esta etapa. No hay una receta ni un checklist que ir completando, pero en las pequeñas decisiones podemos ir teniendo indicios que nos dan luces del camino “correcto”. En mi caso particular, el norte siempre estuvo relacionado con la investigación y el desarrollo del conocimiento. Tras mi paso por el programa y un fuerte cambio de dirección termine cursando el major de Economía y tomando los cursos de la licenciatura de Ingeniería Comercial de forma paralela. Por estos motivos, opté por el programa de Magíster de Economía, el cual pude cursar gracias a la beca “San Andrés”. Actualmente estoy trabajando full-time como instructor adjunto del Instituto de Economía en la UC y desarrollando una investigación propia en conjunto con dos profesores del instituto.

A modo de cierre, quisiera invitarlos a pensar y vivir de manera proactiva e involucrada con ustedes mismos y con aquellos que los rodean. Cuestionen sus opciones por defecto. También, los invito a darse cuenta de lo privilegiados que somos y que el solo hecho de tener la posibilidad de decidir lo mejor para ustedes mismos es quizás el mejor regalo del que son dueños. Ser proactivo es sopesar este regalo y ser agradecido.

 

Mapa del sitio
2010 Pontificia Universidad Católica de Chile - Fono: (56) (2) 2354 5774 - Correo: contactocollege@uc.cl - .
Vicuña Mackenna 4860, Macul - Santiago - Chile